Médicos y pacientes en la Sociedad de la Información

Curar el cáncer. Clonar seres humanos a la carta. Lograr la eterna juventud o acceder a tratamientos farmacológicos personalizados. Llegar a producir tejidos compatibles con pacientes de enfermedades incurables como la diabetes o el Parkinson. ¿Cuál es el límite entre lo real y lo posible?

En 2005 el mundo de la ciencia se vio sacudido por el escándalo del científico surcoreano Hwang que, con un equipo de 25 investigadores, anunció haber clonado por primera vez embriones humanos. En un contexto en el que los medios de comunicación nos informan día a día sobre avances científicos que, en ocasiones, parecen más cercanos a la ciencia ficción que a la realidad, ¿quién podía sospechar que se trataba de un fraude científico? ¿Quién podía dudar de la rigurosidad y la calidad del proceso de peer review de una revista como Science?

A lo largo del siglo XX, el avance de la ciencia y la tecnología ha sido espectacular y, en la llamada Sociedad de la Información, el mundo de la academia se ha introducido definitivamente en los medios de comunicación, a través del uso de las revistas científicas como fuente de información de prestigio. El modo en que la ciencia se produce ha cambiado drásticamente en los últimos 50 años y los límites que la separaban del ámbito de la política, la economía o la esfera social se han desdibujado. Las novedades científicas hoy nos llegan directamente del laboratorio, recién salidas del horno.

Ahora bien, más allá del escándalo, es seguro que el supuesto descubrimiento de Hwang reavivó la esperanza de muchos de los enfermos que cada día abren los periódicos con la expectativa de que la ciencia pueda darles la solución a su padecimiento en un futuro inmediato. Y, finalmente, son los médicos quienes acaban conteniendo la euforia o las lágrimas de sus pacientes frente al vaivén de esperanzas y frustraciones que les propone la ciencia.

¿De qué manera el aumento de la oferta de información biomédica impacta en médicos y en pacientes, en un contexto en el que la salud se ha convertido en una de las prioridades de las sociedades modernas? ¿Qué recursos tienen unos y otros para abordar esta avalancha informativa? ¿Hasta qué punto las nuevas tecnologías y, en particular Internet, han modificado el modo en que se relacionan entre sí? ¿Qué podemos esperar del futuro?

En esta segunda Serie Didáctica de 5 entregas, te proponemos examinar el impacto de la llamada Sociedad de la Información en el modo en que pacientes y médicos se relacionan con el nuevo conocimiento científico.

En particular, nos centraremos en el análisis de la circulación de la información sobre ciencia, desde la comunidad científica hasta la sociedad, haciendo énfasis en el papel fundamental que tienen los medios de comunicación tradicionales e Internet como motores de este proceso.

Te invitamos a leer el material, descargarlo, compartirlo y participar contándonos tu experiencia en este foro!

¿Empezamos?

1. Abrumados por la información (23/6/2015)

2. Del laboratorio a la sociedad (24/6/2015)

3. El profesional de la salud ante la evidencia científica (25/6/2015)

4. Los medios como fuente de información científica para los pacientes (29/6/2015)

5. La salud en red (30/6/2015)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s