Comunicar, la quintaesencia de la actividad científica

por Victoria Mendizábal para BioForum

photo credit: Peer Review via photopin (license)

photo credit: Peer Review via photopin (license)

Comunicar es una parte fundamental del quehacer científico. Cualquier investigador sabe muy bien que preparar una presentación para un seminario interno, un poster para un congreso o escribir un paper, son pasos indispensables para que aquello que ha hecho en el laboratorio, se convierta en “Ciencia”.

La ciencia es una práctica tan particular que, si nos hacemos las preguntas correctas, es capaz de darnos respuestas concretas,  “certeras” y reproducibles en cualquier laboratorio que se precie, siempre y cuando se sigan los pasos adecuados. De hecho, la reproducibilidad de los resultados de la investigación es una característica distintiva de cualquier resultado con pretensiones de científico. Un resultado que sólo es reproducible si se explica, paso a paso, cómo se ha arribado a él.

Hacer un experimento no se limita a preparar soluciones, correr un gel, tratar células y animales con diversas drogas o realizar medidas con aparatos de alta tecnología. Todo científico está obligado a elaborar un informe escrito de las actividades que desarrolla cada día en su laboratorio y de los resultados obtenidos.

Sigue leyendo

Tres buenas razones para salir del laboratorio y contaminarse con un poco de público

por Victoria Mendizábal para BioForum

Indignats / Indignados / Indignés

Hace un par de semanas, intenté convencerte de que no hace falta ser Sagan o Cousteau para comunicar la ciencia de manera clara, efectiva y por qué no, amena. Que cualquier científico debería poder comunicar lo que hace en su laboratorio a la sociedad, así como puede explicar a sus colegas cómo hizo cualquiera de sus experimentos.

No sé si lo habré logrado, pero a partir de esta primera provocación se armó un lindo debate en las redes sociales. Y claro, ¡ahora voy por más!

Debo reconocer que de todos los comentarios que leí en Twitter, Facebook, Linkedin y en el propio blog de Bioforum, hay dos que me tocaron particularmente. Si como decían por ahí, sólo hay comunicación cuando hay emoción, es claro que los mensajes me llegaron: uno por lo provocativo y el otro porque en 140 caracteres me explica a mí misma en mi decisión de colgar los guantes y pasar del otro lado del mostrador.

Sigue leyendo

Científico-divulgador: ¿se nace o se hace?

por Victoria Mendizábal para BioForum

Albert EinsteinDesde aquel primer gran divulgador de la historia encarnado en Galileo Galilei, hasta personajes más recientes como Carl Sagan o Jacques Cousteau, cuando pensamos en los científicos que promueven el diálogo con el gran público, seguramente advertimos en ellos su profunda vocación por comunicar aquello sobre lo que investigan.

Sin duda, la influencia de estos personajes icónicos de la infancia de cualquiera que creció entre finales de los 70 y principios de los 80, ha sido -en muchos casos- decisiva a la hora de elegir una vocación científica.

¿Quién no se planteó seriamente alguna vez estudiar Biología Marina, cautivado por las extraordinarias dotes de Cousteau para enseñarnos todo acerca del mar, o no soñó con dedicarse a la Astronomía o la Astrofísica mientras seguía, capítulo a capítulo, las aventuras que nos presentaba Sagan en su mítico Cosmos?

Sigue leyendo

Una maratón contra la demencia

por Guadalupe Soria para BioForum

Julia es la primogénita de una pareja que siempre tuvo claro por lo que valía la pena luchar en la vida. Ser felices con las pequeñas cosas del día a día y disfrutar de cada instante eran dos de sus ejes vitales. Y junto a valores como el esfuerzo y respeto hacia los demás, así se lo inculcaron a ella y a su hermano.

Hoy Julia cumple 30 años y está formando su propia familia. Recientemente ha sido madre y su piel destila satisfacción. Pero hoy la sonrisa se le ha quitado de golpe. Acaba de saber que a su padre, Javier, le han diagnosticado un caso de Parkinson “raro”. Aunque los síntomas se le parecen, no es exactamente Parkinson. Tiene un avance más rápido.  De 5 a 6 años… ha leído por internet.

¿Ahora?  ¡Con apenas 63 años! ¿Justo cuando estaba a punto de jubilarse, cuando iba a poder viajar y disfrutar con su mujer Isabel, cuando iba a ver crecer a su primer nieto?

Sigue leyendo

La comunicación de la ciencia en situaciones de riesgo y de crisis

photo credit: СмdяСояd via photopin cc

photo credit: СмdяСояd via photopin cc

En otros tiempos, el hombre vivía a merced de la naturaleza. La luz del día condicionaba sus actividades; las estaciones del año, sus alimentos y el clima determinaba sus viviendas.

Posteriormente, con el desarrollo de la agricultura y, más adelante, con la revolución industrial, se inicia una época de confianza en la capacidad transformadora del hombre y en la posibilidad de un progreso sin límites. De la mano del desarrollo científico, el hombre se convierte en un observador objetivo de una naturaleza que puede comprender y, por lo tanto, predecir y controlar. Así, el conocimiento científico no solo es la base de su aparente independencia de la madre naturaleza, sino también de su posibilidad de definir y calcular el riesgo.

Pero, para complicar aún más las cosas, la ciencia también ha posibilitado nuevas situaciones de riesgo que ya no son producto de la acción de la naturaleza, sino que se derivan del propio desarrollo científico.

¿Hemos dejado la sociedad industrial para adentrarnos en lo que el sociólogo alemán Ulrich Beck denomina la ‘sociedad del riesgo’? Y de ser así, ¿ha sido el desarrollo científico-tecnológico quien nos ha puesto en este nuevo lugar?

Sigue leyendo

La comunicación de la ciencia en el ámbito de las organizaciones

ajedrez

A lo largo de la serie didáctica anterior, nos dedicamos a resaltar la importancia de los medios de comunicación como una de las principales fuentes de información científica para la población general. Más aún, destacamos su papel fundamental en la configuración de opiniones, actitudes y percepciones acerca de la ciencia y la tecnología.

Pero, ¿hasta qué punto los medios de comunicación son utilizados como fuentes de información en temas específicos? ¿Hasta qué punto constituyen una fuente fiable?

Es cierto que numerosas encuestas señalan que la población se informa sobre temas de ciencia en la televisión, la radio o la prensa. Sin embargo, Internet se presenta como un espacio de búsqueda de fuentes alternativas a los medios masivos de comunicación, hecho que resulta particularmente evidente en temas de salud.

Sigue leyendo

No más muertos en las vitrinas

por Victoria Mendizábal para Bioforum

photo credit: colm.mcmullan via photopin cc

photo credit: colm.mcmullan via photopin cc

Dicen que los niños y los locos hablan siempre con la verdad. También dicen que las visitas a los museos de ciencia despiertan vocaciones científicas en la infancia.

Cierto. ¿Qué niño no queda maravillado por las historias de galaxias lejanas, estrellas y cometas que descubre en su primera visita al planetario? ¿Quién no recuerda la tremenda impresión que sintió la primera vez que se encontró con la enormidad de un esqueleto de dinosaurio en su primer paseo por el salón principal de un tradicional museo de ciencias naturales?

Tengo grabada en la memoria la emoción que sentí en aquella clásica primera visita escolar al Planetario Galileo Galilei de la Ciudad de Buenos Aires. Sentada en mi butaca de nave espacial viajé por la galaxia del Centauro, observé la Vía Láctea y aprendí todo sobre el ciclo de vida de las estrellas.  Sin duda, fue a partir de esa primera experiencia que enanas blancas, gigantes rojas y supernovas dejaron de ser palabras ajenas a mi vocabulario.  Ni qué hablar de la tremenda tonelada de roca espacial expuesta en la explanada de ingreso. ¡Imposible olvidar las ganas que daban de tocarla!

Sigue leyendo