Médicos y pacientes en la Sociedad de la Información

Curar el cáncer. Clonar seres humanos a la carta. Lograr la eterna juventud o acceder a tratamientos farmacológicos personalizados. Llegar a producir tejidos compatibles con pacientes de enfermedades incurables como la diabetes o el Parkinson. ¿Cuál es el límite entre lo real y lo posible?

En 2005 el mundo de la ciencia se vio sacudido por el escándalo del científico surcoreano Hwang que, con un equipo de 25 investigadores, anunció haber clonado por primera vez embriones humanos. En un contexto en el que los medios de comunicación nos informan día a día sobre avances científicos que, en ocasiones, parecen más cercanos a la ciencia ficción que a la realidad, ¿quién podía sospechar que se trataba de un fraude científico? ¿Quién podía dudar de la rigurosidad y la calidad del proceso de peer review de una revista como Science?

Sigue leyendo

Anuncios

¿No todos iguales ante la divulgación?: A saltar, pero con la pileta llena

por Victoria Mendizábal para BioForum

photo credit:  via photopin (license)

photo credit: via photopin (license)

Y sí. Lo admito. No fui del todo sincera cuando te dije que cualquier científico es capaz de comunicar lo que hace en su laboratorio con igual facilidad.

Lo siento. Tenía que ser un poco provocativa si de verdad quería llamar tu atención.

Por eso, empecé diciéndote que no hace falta ser Sagan, Cousteau, Paenza o Golombek para poder comunicar de manera clara, efectiva y amena tus experimentos. Aunque no te estaba mintiendo, omití decirte que hay que tener un mínimo talento natural y un entrenamiento básico en habilidades de comunicación para no hacer papelones.

Sigue leyendo

Tres buenas razones para salir del laboratorio y contaminarse con un poco de público

por Victoria Mendizábal para BioForum

Indignats / Indignados / Indignés

Hace un par de semanas, intenté convencerte de que no hace falta ser Sagan o Cousteau para comunicar la ciencia de manera clara, efectiva y por qué no, amena. Que cualquier científico debería poder comunicar lo que hace en su laboratorio a la sociedad, así como puede explicar a sus colegas cómo hizo cualquiera de sus experimentos.

No sé si lo habré logrado, pero a partir de esta primera provocación se armó un lindo debate en las redes sociales. Y claro, ¡ahora voy por más!

Debo reconocer que de todos los comentarios que leí en Twitter, Facebook, Linkedin y en el propio blog de Bioforum, hay dos que me tocaron particularmente. Si como decían por ahí, sólo hay comunicación cuando hay emoción, es claro que los mensajes me llegaron: uno por lo provocativo y el otro porque en 140 caracteres me explica a mí misma en mi decisión de colgar los guantes y pasar del otro lado del mostrador.

Sigue leyendo

La comunicación de la ciencia en situaciones de riesgo y de crisis

photo credit: СмdяСояd via photopin cc

photo credit: СмdяСояd via photopin cc

En otros tiempos, el hombre vivía a merced de la naturaleza. La luz del día condicionaba sus actividades; las estaciones del año, sus alimentos y el clima determinaba sus viviendas.

Posteriormente, con el desarrollo de la agricultura y, más adelante, con la revolución industrial, se inicia una época de confianza en la capacidad transformadora del hombre y en la posibilidad de un progreso sin límites. De la mano del desarrollo científico, el hombre se convierte en un observador objetivo de una naturaleza que puede comprender y, por lo tanto, predecir y controlar. Así, el conocimiento científico no solo es la base de su aparente independencia de la madre naturaleza, sino también de su posibilidad de definir y calcular el riesgo.

Pero, para complicar aún más las cosas, la ciencia también ha posibilitado nuevas situaciones de riesgo que ya no son producto de la acción de la naturaleza, sino que se derivan del propio desarrollo científico.

¿Hemos dejado la sociedad industrial para adentrarnos en lo que el sociólogo alemán Ulrich Beck denomina la ‘sociedad del riesgo’? Y de ser así, ¿ha sido el desarrollo científico-tecnológico quien nos ha puesto en este nuevo lugar?

Sigue leyendo

La comunicación de la ciencia en el ámbito de las organizaciones

ajedrez

A lo largo de la serie didáctica anterior, nos dedicamos a resaltar la importancia de los medios de comunicación como una de las principales fuentes de información científica para la población general. Más aún, destacamos su papel fundamental en la configuración de opiniones, actitudes y percepciones acerca de la ciencia y la tecnología.

Pero, ¿hasta qué punto los medios de comunicación son utilizados como fuentes de información en temas específicos? ¿Hasta qué punto constituyen una fuente fiable?

Es cierto que numerosas encuestas señalan que la población se informa sobre temas de ciencia en la televisión, la radio o la prensa. Sin embargo, Internet se presenta como un espacio de búsqueda de fuentes alternativas a los medios masivos de comunicación, hecho que resulta particularmente evidente en temas de salud.

Sigue leyendo

Ciencia y medios de comunicación

Ciencia y medios

photo credit: chase_elliott via photopin cc

«¡Es que eso no fue exactamente lo que dije!»,

 «Es que no ha entendido nada»,

 «Le hablé de tantas cosas y, al final, ¿se ha quedado con eso?»,

 «Me han malinterpretado y sacado de contexto».

Estas bien podrían ser algunas de las expresiones de muchos científicos cuando, a la hora de relacionarse con los periodistas, terminan sintiéndose más o menos defraudados de su incursión en el mundo de los medios.

Mucho se ha hablado de las tensiones que existen entre científicos y periodistas cuando se ponen en contacto con vistas a la divulgación. Es que detrás de estas tensiones subyace la idea, que predomina entre muchos científicos, de que el propósito del periodismo es transmitir una imagen positiva de la ciencia y que los medios de comunicación deberían funcionar como una simple tubería o conducto que transmite la ciencia al público haciendo que sea fácilmente comprensible.

Sigue leyendo

El costado más trágico del fraude científico

por Victoria Mendizábal para Bioforum

foto sasaim

Esta última semana, la comunidad científica internacional, pero muy particularmente la investigación con células madre, se han visto sacudidas una vez más por un caso de mala praxis científica. En esta ocasión, encontrando su costado más trágico en la muerte del cuestionado científico japonés Yoshiki Sasaim, quien decidió quitarse la vida tras meses de duras críticas a sus investigaciones.

Sasaim, quien fue subdirector del Riken Center for Developmental Biology en Kobe hasta su muerte, era un investigador muy reconocido en el campo biomédico y coautor de un estudio muy publicitado en el que se mostraba evidencia de que algunas señales ambientales de estrés podían transformar células somáticas en células madre. Este hallazgo prometía múltiples usos para un amplio espectro de tratamientos médicos.

Sigue leyendo