No más muertos en las vitrinas

por Victoria Mendizábal para Bioforum

photo credit: colm.mcmullan via photopin cc

photo credit: colm.mcmullan via photopin cc

Dicen que los niños y los locos hablan siempre con la verdad. También dicen que las visitas a los museos de ciencia despiertan vocaciones científicas en la infancia.

Cierto. ¿Qué niño no queda maravillado por las historias de galaxias lejanas, estrellas y cometas que descubre en su primera visita al planetario? ¿Quién no recuerda la tremenda impresión que sintió la primera vez que se encontró con la enormidad de un esqueleto de dinosaurio en su primer paseo por el salón principal de un tradicional museo de ciencias naturales?

Tengo grabada en la memoria la emoción que sentí en aquella clásica primera visita escolar al Planetario Galileo Galilei de la Ciudad de Buenos Aires. Sentada en mi butaca de nave espacial viajé por la galaxia del Centauro, observé la Vía Láctea y aprendí todo sobre el ciclo de vida de las estrellas.  Sin duda, fue a partir de esa primera experiencia que enanas blancas, gigantes rojas y supernovas dejaron de ser palabras ajenas a mi vocabulario.  Ni qué hablar de la tremenda tonelada de roca espacial expuesta en la explanada de ingreso. ¡Imposible olvidar las ganas que daban de tocarla!

Sigue leyendo

Anuncios

Ciencia y Sociedad

Antique pharmacy (2)

Antique pharmacy, Jan Fidler

La expresión ‘ciencia y sociedad’ adquiere diferentes interpretaciones, según el contexto en el que se aplique:

  • Para algunos, hace referencia al estudio de las implicaciones sociales de la ciencia.
  • • Para otros, no se trata de una perspectiva académica, sino de un movimiento que llama a científicos y humanistas a un mayor compromiso social.
  • • Además, el término también se refiere a los programas de diferentes organizaciones dedicadas a la investigación científica o a su promoción, que buscan contribuir a la mejora de la cultura científica del público y ayudar a fomentar vocaciones científicas entre los jóvenes.

No obstante, en lo que todas las maneras de entender esta dupla parecen estar de acuerdo, es en la necesidad  de acercar la ciencia a la sociedad y viceversa. Resulta paradójico que, mientras para muchos la ciencia es una especie de universo alternativo e independiente sin relación alguna con la sociedad, nuestra vida cotidiana esté impregnada por la producción científica y el desarrollo de todo tipo de tecnologías.

La cuestión es: ¿cómo propiciamos este acercamiento?

Sigue leyendo

En ciencia, también “¡el pueblo quiere saber de qué se trata!”

Fes-liNumero4 (2)A pesar de los crecientes cuestionamientos que día a día recibe, la ciencia sigue manteniendo buena salud para la gran mayoría de la sociedad, al menos, cuando la cuestión es planteada en términos generales. Sin embargo, y especialmente desde la Segunda Guerra Mundial, algunos ciudadanos han ido progresivamente evaluando de manera más crítica las potenciales consecuencias de los usos del conocimiento científico.

Es cierto que una amplia mayoría sigue sosteniendo que la posibilidad de innovación que brindan la ciencia y la tecnología se traduce en progreso, abundancia y una mejora en la calidad de vida. Pero no menos cierto es que una importante proporción asocia a la ciencia y la tecnología con la posibilidad de alterar los ciclos básicos de la naturaleza y remarca la necesidad de orientaciones éticas con las que hacer frente a las realidades artificiales que la tecnociencia ha hecho posible.

Sigue leyendo